Beneficios Comer Huevas de Pescado

Beneficios de comer huevas de pescado

Propiedades y valores nutricionales

Las huevas de pescado son la forma ideal para dar luz a tu mesa con un producto que aporta ese delicioso sabor a mar a todos y cada uno de tus platos.

Probablemente poseas ya ciertos conocimientos acerca de las huevas de pescado, como que son una delicia para el paladar, o el sinfín de recetas a las que se presta este suculento alimento, como las que detallamos en nuestra página web. Pero, ¿sabes cómo de saludable es comer huevas de pescado?

Hablamos de un alimento muy recomendado en una dieta saludable y a continuación, desde Spherika os exponemos aquellos nutrientes que le dotan de un tan alto valor nutricional. No en vano los expertos aconsejan su ingesta a niños a partir de los 9 meses de vida.

1 Alimento rico en proteínas, calcio y hierro

En lo que a las proteínas respecta, su alto aporte en ellas favorece un correcto desarrollo muscular y por cada 100 gramos, se estima que contienen 22,32 gramos de proteínas, lo que equivale a un 44% de la cantidad diaria recomendada para un adulto medio.

Asimismo, las huevas también tienen una elevada concentración de calcio, que ayuda enormemente al fortalecimiento de dientes y huesos, una de las muchas propiedades de las huevas que se refuerza gracias a la alta cantidad de vitamina C que contienen.

El hierro que contienen es fundamental para mantener fuerte el sistema inmunológico, ayuda a conciliar el sueño, mantiene los músculos fuertes y en definitiva aumenta tu energía para afrontar el día de la mejor manera posible.

2 Vitaminas de la A a la E

De todas las vitaminas existentes, las huevas destacan en muchas de ellas. La que más presencia tiene es la vitamina B12. Esta ayuda a la formación de glóbulos rojos y a la producción de glucosa a partir de los carbohidratos que consume el cuerpo, ara así incrementar la energía. Por añadidura, mantiene alejada a la siempre tan temida anemia.

La vitamina A es otra de las más destacables, pues además de fortalecer el sistema inmunológico, previene la aparición de cáncer. Y es que está vitamina refuerza el sistema inmunológico, y mejora la visión y la reproducción. Respecto a los órganos ayuda al buen funcionamiento del corazón, los pulmones, los riñones entre otros.

Otro de los beneficios de comer huevas de pescado es su aporte al organismo de vitamina E que, gracias a sus antioxidantes, ayuda al correcto funcionamiento del mismo y a la protección de las células contra los radicales libres, compuestos que se forman cuando el cuerpo convierte los alimentos que consumimos en energía. 

La Vitamina C es un micronutriente esencial que también podremos obtener del consumo de huevas de pescado. ¿Sabíais que los humanos somos uno de los pocos animales sobre la tierra cuyos cuerpos no fabrican su propia Vitamina C?

La Vitamina C es el antioxidante más eficaz en sangre, Además, es de ayuda para una larga lista de problemas de salud como la hipertensión, inflamación crónica, derrame cerebral, cáncer, arteriosclerosis, e incluso obesidad. Favorece una mayor producción de colágeno, una proteína fundamental para la formación de piel, tendones, cartílagos, ligamentos, vasos sanguíneos y órganos. Es también esencial para el desarrollo sano de los huesos.

La vitamina D, también llamada “vitamina del sol” porque se sintetiza en presencia de él, es uno de los nutrientes más importantes para la salud de tu organismo. Su principal función es la de absorber el calcio, un mineral indispensable para el desarrollo y el mantenimiento de unos huesos y unos dientes fuertes y sanos.

Otras de sus funciones son estimular el sistema inmunitario y mantener una función muscular sana. Además, es ideal para prevenir los problemas de raquitismo en niños y de osteoporosis en adultos.

3 El mejor enemigo del colesterol

Uno de los muchos motivos por los cuales comer huevas de pescado es algo tan sumamente demandado es precisamente por sus grasas “buenas”. Tendemos a asociar la palabra “grasa” con un sinónimo de comida insana y alta en calorías vacías, pero nada más lejos de la realidad.

Este manjar culinario destaca por contener una alta presencia en ácidos poliinsaturados, así como en Omega 3, el mejor aliado posible para luchar contra el colesterol. Por si fuera poco, también hace la sangre mucho más fluida, lo que evita el riesgo de formación de coágulos o de trombos.

4 Comer huevas de pescado favorece al embarazo

La ingesta de huevas de pescado es fundamental para que las mujeres embarazadas desarrollen un periodo de gestación óptimo.

No existe médico alguno que no recomiende la ingesta de pescado, y con más razón aún durante el embarazo, pues prima tanto el correcto desarrollo del embrión como la necesidad de ingerir energía extra por parte de la madre.

Son varios los estudios realizados, siendo el publicado por Obstetrics & Gynecology uno de los más relevantes, en el participaron 852 embarazadas y llega a la conclusión de que su ingesta reduce el riesgo de que el bebé nazca de manera prematura.

Del total de mujeres, un 70% afirmaba haber ingerido pescado al menos dos veces por semana durante los primeros 4-5 meses. De ellas, un 13% menos tuvieron un parto precoz, en comparación con aquellas que afirmaban haberlo consumido solamente una vez al mes.

5 La ingesta de huevas beneficia a la piel

Desde la antigüedad ya se utilizaba este delicioso alimento por su potencial como cosmético, para llegar a la actualidad y revolucionar por completo el mundo de la estética gracias a la función rejuvenecedora que ejerce sobre la piel.

Su consumo, ayuda al mantenimiento de los niveles de hidratación recomendados, manteniendo así una piel tersa y carente de arrugas. También previene de la aparición de manchas en el tejido cutáneo, pues gracias a los fosfolípidos ayuda a la reconstrucción de la membrana celular.

Por si fuera poco, su acción antioxidante neutraliza los radicales libres culpables del envejecimiento de la piel y su acción nutritiva regenera la capa córnea, pudiendo incluso tener un efecto lifting de manera inmediata dependiendo de la concentración que estas presenten.

En definitiva, las propiedades de las huevas de pescado son tan variadas como abundantes, aportando a nuestro organismo un elevado valor nutricional que además de ayudarnos a afrontar el día con la energía pertinente, nos repercute positivamente de cara al futuro, ayudando al cuidado de la piel y manteniendo a raya al tan siempre temido colesterol, a la par que beneficia a nuestro correcto desarrollo en todas las etapas de nuestra vida.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00
Abrir chat