Ikura o Huevas de Salmón

IKURA O HUEVAS DE SALMÓN

Composición nutricional de la ikura

Ikura o Huevas de Salmón 0
Ikura o Huevas de Salmón 1
Ikura o Huevas de Salmón 2
Ikura o Huevas de Salmón 3

Las ikuras (conocidas comúnmente como huevas de salmón), son esas bolitas de color anaranjado que triunfan entre los adeptos a la comida japonesa. Una de las principales diferencias respecto al resto de animales acuáticos, es que el salmón no puede criarse en cautiverio, pues este muere en el desove, el proceso biológico en el que especies depositan sus huevos en un medio para el proceso de fecundación.

Históricamente, el caviar rojo aparece en las mesas rusas durante el siglo XIII, para extenderse rápidamente tanto por la zona oriental como la occidental para el país. Curiosamente en aquella época se utilizaba para rellenar pollo o los huevos de las codornices.

El auge del ikura está estrechamente ligado a la escasez de esturiones salvajes, lo que hizo buscar un sustituto a este. Además, la extracción del caviar negro es muy compleja, pues a la exactitud en los años de esturión, y la limitación de su sexo, hay que sumarle la imperiosa necesidad de extraer sus huevas con vida, pues una vez que el pez muere, libera una sustancia que amarga a las huevas, destrozando completamente el sabor de un manjar de tantísima exquisitez.

Es posible que creas que su éxito se debe a su inconfundible e inigualable sabor, y no vas desencaminado, pero lo cierto es que nos encontramos frente a un alimento con un enorme valor nutricional.

Además, su ingesta nunca se te hará monótona gracias al más de medio centenar de recetas con las que contamos en nuestra página web. ¡Todas ellas completamente gratuitas! De esta forma podrás seguir una dieta variada, tanto para ti como para los más pequeños del hogar, pues los médicos recomiendan su ingesta a partir de los 9 meses de vida, una prematura edad que se entiende tanto por sus nutrientes como por su suave textura.

Los beneficios de comer huevas de salmón

A la hora de referirnos a las huevas marinas tendemos a pensar en las de esturión, pez del que provienen las huevas de salmón, las cuales son gestadas por las hembras entre los 8 y los 20 años de sus casi 100 de vida.

No obstante, existen otras alternativas mucho más económicas y con gran cantidad de nutrientes que son una delicia en la mesa. Es el caso de las ya mencionadas huevas de salmón, una fuente de proteínas y vitaminas.

Las proteínas son indispensables para la formación y la reparación de los tejidos de la piel. También ayudan al organismo a nivel interno mediante la formación de anticuerpos que nos protegen de las enfermedades. Además, existen las que actúan como elemento transportador de otros nutrientes, entre los que se encuentran las vitaminas, muy presentes en las huevas.

En esta misma línea del cuidado de la piel encontramos a la vitamina E, que contribuye al mantenimiento de las células hasta el punto de prevenir un fuerte envejecimiento del tejido cutáneo.

Otras vitaminas como la B favorecen la absorción de glucosa y son vitales para el correcto funcionamiento de un órgano tan importante como es el corazón. Esta vitamina se complementa con el Omega 3, que ayuda al funcionamiento cardiovascular, entre sus muchas propiedades.

No es la única, pues también se presenta como uno de los mayores enemigos de la obesidad. Su consumo, combinado con una dieta rica en nutrientes y con el ejercicio físico afectan directamente, una vez más, a la salud cardiovascular.

El Omega 3 tiene propiedades antiinflamatorias, y puede ayudar a tratar afecciones que involucran inflamación crónica. De este modo reduce la producción de moléculas inflamatorias en personas estresadas y con obesidad.

Y es que si algo resalta de entre la infinidad de beneficios que reporta comer huevas de salmón, es la cantidad de enfermedades y problemas de salud a los que son capaces de mantener a raya. Por si fuera poco lo ventajosas que son para el corazón y sus beneficios sobre el tejido cutáneo (además de mantener la piel tersa, retrasando así la aparición de arrugas, evita la aparición de manchas en ellas) gracias a otros nutrientes como la vitamina A, reduce el riesgo de padecer cáncer.

La energía que nos reporta nos ayudará a afrontar el día con la energía que este requiere, eficientando así todas y cada una de sus horas, y manteniendo alejada a la anemia. Esta propiedad se la debe a la vitamina B12, que ayuda a la formación de glóbulos rojos, así como de la glucosa.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00
Abrir chat